martes, 16 de agosto de 2016

Corredoiras gallegas del Camino de Santiago



Las corredoiras son viejos caminos que comunican las diferentes aldeas de las tierras gallegas. Estrechas, a veces empedradas y casi siempre embarradas, durante siglos, y aún milenios, han sido como la columna vertebral de la Galicia más rural formando una extensa red de serpenteantes caminos entre aldeas para llegar hasta los rincones más recónditos. Por estos caminos han transitado los vecinos, el ganado y las carretas de bueyes. 
    Entre paisajes de bosques de robles retorcidos, pastos, rebaños de vacas, aldeas casi dormidas en el tiempo y muros de piedra, se respira la esencia de la Galicia más rural. Muchos de los caminos aparecen hundidos para que el ganado no invada las propiedades colindantes formando verdaderos túneles vegetales
       Se trata sin duda de uno de los tramos más interesantes por donde hoy día transitan los peregrinos en su camino hasta Santiago que pueden ser testigos privilegiados de la actividad de unos laboriosos vecinos que han mantenido los usos y costumbres de antaño, continuando, como hace siglos, dedicados a la agricultura y a sus rebaños de vacas.
    Las fotos de este reportaje corresponden a los Caminos de Santiago Primitivo y Francés en sus tramos gallegos. 
              











  






  

  













No hay comentarios:

Publicar un comentario