lunes, 6 de abril de 2015

Puerto Virgen del Tremedal, Teruel


Se conoce como tremedal a un terreno pantanoso que tiembla cuando se camina sobre él. Orihuela del Tremedal está  enclavado en la comarca de la Sierra de Albarracín y montes Universales. En una sierra próxima nace el río Gallo, su principal agente hidrográfico. Durante la época del deshielo estas laderas parecen un oasis porque desde sus alturas bajan arroyos y fuentes buscando el joven Tajo para emprender desde allí una maravillosa aventura que terminará en Lisboa.
Esta pequeña población, de poco más de 500 habitantes, puede presumir de reunir todos los contrastes de estas tierras. Cargada de historia, con una imponente iglesia barroca, San Milán de la Cogolla, que preside orgullosa todo el valle; está enclavada en la  ruta del Cid y por aquí pasa también el camino de largo recorrido GR-10. Además muy cerca se sitúan los ríos de piedra más extensos de Europa. Lenguas de hielo que no llegaron a convertirse en glaciares, acumulaciones de milenarios bloques de cuarcita que también bajan las laderas de las montañas de manera inexorable
Tiene también uno de los entornos más agrestes y despoblados del Sistema Ibérico. Hasta llegar aquí el paisaje puede resultar sorprendente. En ocasiones sobrecogedor. Grandes extensiones de tierras que nos muestran su perfil más crudo. Aquí se sitúan los pueblos más altos de España. Muchos de ellos rozando los 1.500 metros y su población soporta temperaturas extremas.
Desde el pueblo se divisa el santuario de la virgen del Tremedal, situado a casi 1.800 metros, en lo alto de la Sierra del Gallo. Uno de los emblemas del pueblo. Esta ascensión es de unos 5 kilómetros con un desnivel de 307 metros. Un camino corto pero con duras rampas en un entorno de pinos y robles. En lo más alto se sitúa el edificio del XVIII que, tras ser destruido durante la guerra de la Independencia, fue levantado a finales del XIX de nuevo con elementos originales. Existe un camino viejo de la ermita utilizado por los vecinos para acudir a la romería de septiembre. Pero todavía a finales de marzo acumula mucha nieve y puede resultar algo peligroso por lo que preferimos ascender directamente por la carretera.  
Iniciado el camino, debemos dejar a un lado la Residencia de Tiempo Libre Padre Polanco gestionada por la Junta de Aragón. Después nos encontramos con el primer río de piedra y podemos ascender sobre él para cortar camino y evitar algunas curvas. Fuentes y arroyos atraviesan el asfalto y la nieve se acumula en esas curvas y zonas donde los todavía débiles rayos de sol no llegan con la suficiente fuerza. Una vez arriba nos encontramos la ermita de mampostería cerrada. Pero un gran atractivo son los miradores naturales que ofrecen una espléndida visión de conjunto de todo el valle y las sierras próximas. A modo de torre mirador circular que domina todo este valle a caballo entre las provincias de Teruel y Guadalajara. Nos encontramos también con grandes formaciones de granito. Las indicaciones continúan porque desde aquí se puede acometer la travesía hasta el vecino pueblo de Griegos, el segundo más alto de España.

El regreso lo hacemos por el mismo lugar, aunque se puede volver por el camino de la ermita situado un poco más abajo a la izquierda.     





























































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada